Por qué idealizamos las relaciones de pareja

pareja-ideal

Hay personas que anhelan el amor más que a nada, otras se sienten decepcionadas con él. ¿Qué tiene el amor que nos afecta a todos tanto, para mal o para bien? El filósofo español Ortega y Gasset definió el amor como “una especie de imbecilidad transitoria, un estado de angostura mental, de angina psíquica”. Cuando estamos enamorados parece que se nos nublan un poco las ideas, y ya no tenemos muy claros nuestros argumentos: las emociones se ponen por encima de lo racional y nos conquistan también el pensamiento. ¡Pero eso no es malo! No se trata de controlar las emociones y de intentar evitarlas o disimularlas, sino más bien de aprender a regularlas: manifestarlas en el momento adecuado, con la intensidad adecuada y llevando sus riendas.