La lechuga no engorda.

Cuántas veces hemos oído decir que si la lechuga engorda, que si no es bueno consumirla por la noche, o que es mejor no comerla si se está “a dieta”.