El Pan. Un buen aliado contra el colesterol malo.

Nuevos datos científicos sirven para acabar con la leyenda negra del pan. Su consumo regular es un elemento más de una dieta equilibrada. Es más, un estudio español acaba de concluir que comer pan a diario, sobre todo si es integral, puede tener un efecto protector en la salud cardiovascular.

Las grasas trans. Más colesterol pero no más azúcar en sangre.

Ya nos hemos familiarizado con su nombre: grasas trans. Y ocurre porque demasiados alimentos son ricos en este tipo de grasas nada convenientes. Los ácidos grasos trans se encuentran en los productos animales y aceites vegetales procesados químicamente.