En Canadá, la vacunación contra la gripe es obligatoria para profesionales sanitarios.

Las autoridades sanitarias de Canadá han cortado por lo sano y para proteger a los pacientes, todos los trabajadores de salud deben vacunarse contra la gripe.

Cada temporada, el 20% de los trabajadores de la salud padece gripe y muchos de ellos pueden diseminar el virus a los pacientes. Ya es hora de que todas las personas que trabajan en una institución de atención de salud se vacunen. Así lo señala un editorial del Canadian Medical Association Journal.