La luz de las pantallas es perjudicial

Las tabletas y los portátiles no son para la noche. Es decir, no son para exponerse sin más a su luminosidad en la oscuridad. Puede provocar problemas de depresión y en el aprendizaje, además de falta de sueño.