Hay que saber decir no a nuestros hijos

Aprender a decir no a nuestros hijosLos niños que nunca oyen un “no” de sus padres, tienen más probabilidades de convertirse en adultos inseguros y frustrados, al contrario de lo que pueda parecer. En efecto, aquellos que aprenden a respetar las normas, suelen ser más seguros y equilibrados.