La oxitocina, la hormona de la infidelidad masculina.

La oxitocina es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro. Se la conoce como la hormona del amor.

Y es que en las mujeres, la oxitocina se libera en grandes cantidades durante el parto, o cuando el bebé succiona el pezón de si madre; en ambos casos lo que hace es facilitar por tanto el parto y la lactancia