Qué hacer para evitar una crisis de pareja.

Prácticamente no hay ninguna pareja que pueda presumir de no haber pasado una crisis. Pueden ser graves o leves, latentes o manifiestas, pero los conflictos de pareja son prácticamente inevitables. Debemos ser flexibles y empáticos para afrontar estos roces.