Hijos con Síndrome de Asperger

sindrome-asperger-hijos

Christopher es un adolescente de quince años con una percepción diferente de la vida. Sus maestros le han explicado cómo distinguir una cara alegre de una triste, y qué significa cada una, así que ahora ya puede comprenderlas cuando las reconoce en alguien de su entorno. Le molesta que invadan su espacio físico, en especial si es alguien desconocido… a los extraños, los observa durante largo rato hasta comprobar que no suponen un peligro. A Christopher le encantan las cosas concretas, que se guían por la lógica, como las matemáticas. Puede pasar horas enteras haciendo ejercicios de matemáticas mentalmente, eso le tranquiliza cuando se siente nervioso: por ejemplo, cuando hay demasiado ruido o muchas personas en el ambiente, ya que se siente sobrecargado por tanta información. Su forma de decir “te quiero” no es besando ni abrazando, prefiere que no le toquen. Cuando quiere transmitir cariño a sus padres, simplemente entrelazan los dedos de la mano derecha… y ya queda todo dicho.