Signos que indican que una relación no va bien

pareja-discusion

Algunas personas se sienten preocupadas por el rumbo de su relación, y en los malos momentos —por ejemplo, tras una discusión— les asaltan pensamientos como “¿Es ésta la persona definitiva?”, “¿Deberíamos seguir adelante juntos, o estaríamos mejor cada uno por su parte?”. No es extraño que este tipo de ideas, en forma de dudas, generen malestar y emociones negativas. La emoción protagonista suele ser el miedo: miedo a que la relación fracase, miedo a estar perdiendo el tiempo, miedo a perder a esa persona especial y todo lo construido juntos. Miedo a dudar.

Mentiras que nos han inculcado sobre el amor

pareja-madurez

Antes de empezar, necesito que te detengas un momento. Coge un papel, y escribe unas diez cosas sobre cómo sería tu pareja ideal. Reflexiona. ¿Cómo sería físicamente? ¿Y su personalidad? ¿Qué tipo de relación tendríais? Tómate tu tiempo para pensarlo.

¿Lo tienes? Bien, ahora coge ese papel con tu mano derecha. Arrúgalo lo más que puedas, y luego lánzalo a la papelera más cercana, a ver si encestas. En efecto, has comprendido la metáfora…¡esa persona no existe! De verdad, lo siento. (Si la has encontrado, escríbenos un correo contándonos el truco).

Terapia de pareja

terapia-de-pareja

Cuando una pareja pasa por una crisis y no quiere separarse porque todavía les quedan muchos puntos en común, una de las soluciones más eficaces para salvar la relación puede ser acudir a terapia de pareja.

Miedo al compromiso.

miedo-al-compromiso

Hay ocasiones en las que, tras encontrar a la persona ideal con la que compartir nuestras vidas, nos entra el miedo y decidimos escapar o nos cuesta adaptarnos a compartir nuestra vida con alguien de forma permanente. Esto se conoce como miedo al compromiso, y hay varios aspectos que nos indican que lo sufrimos.

Secretos para una feliz convivencia

Comenzar una vida en común es un paso importantísimo en la vida de toda pareja. Sin duda se trata de un paso muy deseado, pero también difícil, y más al principio. Para comenzar con buen pie y evitar conflictos, es necesario echar mano de la diplomacia.