Ventajas para los niños de tocar el piano

nino-piano

Al igual que hacer deporte es imprescindible para el desarrollo de los niños, o reservar parte de su tiempo para jugar y divertirse, la música también ejerce un papel muy importante en el desarrollo de los niños.

La música no sólo sirve para relajarles, sino que, además, estimula numerosas habilidades en los infantes.

Es interesante inculcarle desde pequeños el gusto por la música, y más todavía enseñarles a tocar algún instrumento. El piano  es uno de los instrumentos favoritos por la mayoría de las familias. Tocar este instrumento aporta beneficios a niveles intelectuales, pero también a niveles emocionales y físicos.

Los beneficios de tocar el piano para los niños

Muchas veces nos centramos en la actividad deportiva a la hora de estimular el desarrollo de nuestros hijos. Pero la música también es importante en este aspecto. La principal ventaja de tocar el piano para los niños es la estimulación de la coordinación, así como el desarrollo de las capacidades visuales y motoras.

Tocar el piano fortalece conexiones nuronales promoviendo la capacidad de concentración, atención y memoria. Además, este instrumento puede ayudar a los niños a relajarse, una opción acertada para los más nerviosos.

En cuanto a los niveles intelectuales, la práctica nos dice que hay una conexión directa entre tocar el piano y mejores calificaciones escolares, ya que tocar este instrumento estimula la capacidad de aprendizaje del niño, ayudándole a mejorar su capacidad para realizar cálculos matemáticos o incluso la comunicación verbal.

También podemos hacer especial hincapié en los beneficios que aporta tocar el piano dentro del plano emocional.

Y es que los niños tímidos o que son poco sociables, encuentran en la música un medio para sentirse integrados dentro de un grupo, así como para expresar sus emociones a través de su instrumento. Así, la música se convierte en la mejor medicina contra la soledad y los ánimos bajos, tanto para niños como para adultos.

Al tocar el piano, además, el niño desarrolla su lado más sensible, fomentando valores como la empatía o el gusto por la belleza.

Un niño que aprende a tocar el piano es capaz de utilizar su creatividad en todos los ámbitos de la vida, siendo consciente de la utilidad del esfuerzo para conseguir objetivos.

No debemos forzarlo

Es muy fácil caer en el error de “empujar” a nuestros hijos a tocar el piano, y más sabiendo sus beneficios. Pero no debemos olvidar que la música tiene que ser algo que salga de ellos. Nosotros le podemos mostrar la posibilidad, pero deben de ser ellos quienes elijan andar el camino. La música no debe imponerse. Se puede inculcar el amor por la música, pero no podremos nunca decidir por ellos qué instrumento deben tocar, ya que debe de ser el mismo niño el que elija qué instrumento musical le hace expresarse mejor, o es más afín a sí mismo.

Related Post

Publicado en Hijos, Psicología Etiquetas: , , , , , , , , ,